21 de Octubre, 2013. El Dinamo, Pais

Proveedores de Junaeb denuncian deuda de 30 mil millones por parte del Estado

La asociación gremial que reúne a 21 empresas que entregan raciones alimenticias en colegios denuncian el pago de una millonaria deuda del Fisco. Por su parte, desde Junaeb dejan en claro que no existe tal deuda y que la alimentación escolar no está en riesgo.

Los proveedores de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), agrupadas en NutreChile, denunciaron la presencia de una deuda de más de 30 mil millones de pesos por parte del Fisco, lo cual pone en peligro la entrega de las raciones alimenticias en los establecimientos educacionales.

Darío Calderón, presidente de la organización que agrupa a 21 concesionarias de alimentos que trabajan con Junaeb, apuntó que esta deuda supera los 35 mil millones y apuntó a La Tercera que “estamos arriesgando la alimentación escolar de todos los niños, porque las empresas ya no dan más. El conflicto ya está a punto de reventar”.

Es por ello que NureChile decidió iniciar acciones legales contra el Estado por intermedio de cinco juicios, el primero de ellos comenzó en agosto de 2011 y guarda relación con la licitación de 2006 y 2007 y los problemas originados por ella. Por su parte, la última se inició en junio del 2013 por las multas recibidas por las empresas comprometidas.

Sin embargo, el director nacional de Junaeb, Jorge Poblete, dejó en claro que la organización “no tiene deudas pendientes con ninguna empresa proveedora. Lo que existe es una pretensión intentada por el gremio NutreChile y que actualmente se encuentra sometida al conocimiento de los tribunales de justicia. No se puede hablar de deuda mientras los tribunales de justicia no se pronuncien”.

Junto con ello, recalcó que “la seguridad y viabilidad del programa de alimentación jamás han estado ni estarán en riesgo”.

Origen del problema

Darío Calderón explicó que el precio de las raciones alimenticias se establece a partir del IPC, pero con la cláusula que sostiene que si el Indice de Precios de Alimentos (IPA) supera en más de 10 puntos al IPC en un plazo no menor a seis meses, el Estado debe pagar ese diferencial.

El timonel de NutreChile señaló durante el 2006 no se canceló dicho diferencial, mientras que el 2010 el Estado asumió el 50% de lo adeudado, lo que correspondía a 10 mil millones.

En vista de esto, Jorge Poblete declaró que la deuda ya se pagó y que la existencia de un saldo posterior “lo tendrán que resolver los tribunales de justicia”.

Otra de las aristas del conflicto entre Junaeb y NutreChile guarda relación con las multas que deben pagar las concesionarias ante las mayores exigencias de sanitarias y de infraestructura decretadas por el Estado.

Sin embargo, desde la agrupación gremial precisan que las multas, que durante el 2012 llegaron a los seis mil millones, se deben a que “la infraestructura que tenemos (para entregar las colaciones) no es nuestra. Donde funcionamos son colegios que han adecuado sus instalaciones a un comedor y cocina, y esa infraestructura es de responsabilidad de los sostenedores y de las municipalidades”.